Organo de la Capilla del Colegio San José
La historia y el estado actual
Datos históricos de Joseph Merklin


Lamentablemente este órgano está en peligro actualmente debido al deficiente estado de la capilla y la falta de fondos de esa comunidad para preservar tanto el hermoso edificio neogótico como el instrumento que allí se aloja.

Acerca de Joseph Merklin

Joseph Merklin se forma con su padre el organero alemán Franz Joseph Merklin (1788- 1857). Junto con él estudian este oficio su hermano Gustav Adolf, sus cuñados Friedrich Schütze y Jacob Forrell, su primo Michael y sus primos lejanos Bernhard y Fridolin.
Alos 18 años deja el taller familiar con el fin de trabajar con los organeros Friedrich Haas en Berna y Eberhard Friedrich Walcker en Ludwigsburg, que eran de los más destacados de esa época. Más tarde pasa a convertirse en el contramaestre de Wilhelm Korfmacher en Linnich. La construcción del órgano de la iglesia de San Sebastián en Stavelot le permite descubrir Bélgica y a pesar de las dificultades de la lengua establece su propio taller en Ixelles-Lez- Bruxelles.
Esta pequeña empresa conoce una rápida expansión gracias a su sentido de las relaciones comerciales. Su cuñado Friedrich Schütze se une a él en 1847, año en que construyen el órgano de Saint-Barthélemy en Lieja.

Joseph Merklin colabora con el famoso organista y pedagogo Jacques Lemmens y el musicólogo Joseph Fétis en la idea de revolucionar la construcción organera y la enseñanza del órgano en Bélgica tal y como lo manifiesta Joseph Fétis el 7 de Marzo de 1850 en la lectura que realiza en la Academia Real de Bélgica bajo el título “Sur l´état de la facture des orgues en Belgique comparé à sa situation en Allemagne, en France et en Angleterre.”
Merklin decide realizar en el órgano ya citado de St. Barthélemy de Lieja un modelo de construcción propio de Bélgica, por el cual recibe muchos elogios en 1853. No obstante esta construcción le sumerge en dificultades económicas graves de las que se sobrepone gracias a su tesón y carácter.

Esta experiencia le anima a transformar su empresa en una sociedad en comandita por acciones bajo la denominación “J.Merklin-Schütze et Cie.” Con este nombre firma el contrato para la construcción del órgano de la catedral de Murcia en 1854. Ese mismo año compra nuevos talleres situados en Chausée de Wavre en Ixelles y abre una sucursal en París, emprendiendo así una expansión espectacular.

Desarrollo de la empresa

En 1855 Merklin decide comprar la casa Daublaine-Callinet de París, entrando directamente en el mercado organero francés y pasando a convertirse en el rival más directo de Aristide Cavaillé-Coll. Por medio de la unión de los talleres de Bruselas y París, aspira a convertirse en una de las casas constructoras de órganos más importantes de Europa.
Compra nuevos locales en el Boulevard Montparnasse de París y construye el órgano de Saint-Eugène de París en 1856, siendo este el primer instrumento nuevo erigido en Francia por la casa Merklin. Previamente lo había exhibido en la Exposición Universal de Paris de 1855 obteniendo una medalla de 1ª clase.
François Joseph Fétis en una segunda intervención leída en la Academia Real de Bélgica en 1856 afirma que la empresa Merklin-Schütze se ha convertido en el espacio de unos años en la firma organera más importante de Europa. Dentro de este crecimiento constante, la sociedad en comandita se transforma en sociedad anónima.
En esta época Merklin construye el gran órgano de Murcia.

Renuncia de J. Merklin

A causa de un conjunto de razones, entre las que se incluyen los desplazamientos constantes entre París y Bruselas, la tutela del accionariado, y la pérdida progresiva de una parte de sus responsabilidades, Joseph Merklin decide en abril de 1870 cesar como director de la parte industrial de su empresa.
Abandona Bruselas para instalarse en París. Crea en esas mismas fechas una nueva empresa, pero la guerra franco-prusiana le obliga a marcharse a Suiza. Durante dos años de exilio ejerce su oficio dando de nuevo pruebas del tesón y la fuerza de carácter de sus primeros años.
En octubre de 1872 regresa a Francia y sitúa en Lyon la sede social de su empresa. Los talleres de París se convierten en una sucursal. En 1875 adquiere la nacionalidad francesa.

Nuevo relanzamiento de la empresa

A partir de 1875 la firma conoce de nuevo un espectacular desarrollo que alcanza uno de sus mayores éxitos con la firma del contrato para la reconstrucción del órgano de la iglesia de Saint-Eustache de París el 22 de diciembre de 1876.
Con el fin de responder a este crecimiento, Joseph Merklin dota a su empresa de una estructura jurídica moderna. En 1879 crea junto con su esposa, su yerno Charles Félix Michel y algunos accionistas, una sociedad con nombre colectivo y en comandita bajo la razón social “Merklin et Cie.”

Problemas familiares

Los objetivos tanto artísticos como financieros enfrentan a Joseph Merklin con su yerno, hasta el punto de que en junio de 1894 la sociedad se disuelve. Joseph Merklin deja a su hija Marie Alexandrine y su yerno los talleres de la calle Vendôme en Lyon, pidiéndoles expresamente que su nombre no sea utilizado con fines comerciales.
El 9 de junio de 1894, Joseph Merklin, junto con su esposa, su jefe de taller Joseph Gutschenritter y el ingeniero Philippe Decock, crean una nueva sociedad bajo la razón social “Manufacture de grandes orgues J.Merklin et Cie.”. Pocos años después, finaliza la actividad de J.Merklin mediante un documento firmado el 12 de noviembre de 1898, por el cual cede a favor de los Sres. Gutschenritter y Decock su empresa bajo la denominación “Manufacture d´orgues J.Merklin et Cie.”
A pesar de ello hay constancia de que en 1899 todavía Joseph Merklin sigue supervisando los trabajos de la firma.

El legado de Joseph Merklin

Un conjunto de más de cuatrocientos instrumentos construidos, reparados o restaurados en veinticinco países de cuatro continentes, avala la importancia de la obra de este organero. Si comparamos su figura con el otro gigante de la organería de finales del siglo XIX, Aristide Cavaillé-Coll, descubrimos una serie de afinidades, pero también importantes divergencias culturales y de criterio organístico.
Ambos proceden de una familia organera y bien pronto hacen gala de una fuerte personalidad, afán por la investigación y capacidad organizativa. Saben rodearse de un equipo de valiosos colaboradores y cuentan con el consejo y colaboración de pedagogos y técnicos como Jacques Lemmens y Charles Spackman Barker. Aplican a sus empresas fórmulas industriales de división del trabajo con el empleo de máquinas-herramienta, utilizan para la venta ofertas variadas y variables de todo tipo de órganos con una amplia gama de cajas de todos los estilos. No obstante sus diferencias son evidentes en otros aspectos. Cavaillé-Coll es de origen meridional, formado en el conocimiento del órgano barroco español y del órgano clásico del sur de Francia. Merklin es natural del sur de Alemania, su conocimiento del órgano francés lo adquiere a través de sus experiencias en Bélgica primero y con la compra de la casa Ducroquet después. Estas circunstancias le convierten en un organero que sintetiza la organería alemana con la francesa. La actitud de estos dos organeros ante los avances tecnológicos es radicalmente diferente. Joseph Merklin comienza por aplicar a sus órganos el sistema de Kegelladen2, más tarde opta por la electricidad y finalmente utiliza la tracción neumática. La adopción de estas nuevas técnicas sitúa a Joseph Merklin en la línea de construcción organera que va a ser característica de la primera mitad del siglo XX.
Cavaillé-Coll en cambio rechaza estos nuevos sistemas y hasta el final de su vida permanece fiel al órgano mecánico dotado en su caso con la máquina neumática Barker.
Por último, ambos organeros evolucionan constantemente a lo largo de su vida organera, siendo imposible por ello el calificar su obra de una manera simple y esquemática, siendo necesario por el contrario realizar un análisis detallado de la misma a través de sus diferentes épocas.




Capilla del Colegio San José (Buenos Aires)